Por: Rebeca Avila

Alex Turner, del adolescente al rockstar

Tenemos varias razones para dedicar esta Pantalla sonora a Alex Turner, el líder de Arctic Monkeys, considerada -por muchos críticos y fans por igual- como la última gran banda del rock:

1. A mediados de 2018, después de cinco años de ausencia, lanzaron su nuevo álbum Tranquility base hotel & casino.

2. En marzo vendrán a México con dos presentaciones, una en Ciudad de México y otra en Monterrey (festival Pal Norte).

3. Este 6 de enero, Turner cumple 32 años de haber visto la luz por primera vez en Sheffield, Inglaterra.

Poco queda de aquel joven Turner desaliñado, taciturno, que parecía tener las mismas crisis existenciales que cualquier milenial (nacidos a finales de los 80 y principios de los 90) y que a través de su música (y la de su grupo, claro, Arctic Monkeys) dio voz a una generación quejumbrosa hasta rayar en lo ridículo, con un efecto parecido, pero tardío, al de la homóloga neoyorquina The Strokes.

Con cada disco no sólo el sonido y las letras, sino también su estilo y apariencia, fueron evolucionando –como le pasa a cualquier músico-, y aunque estos episodios han despertado desconcierto y hasta burla, lo que nunca ha inspirado Turner es decepción en cuanto a sus creaciones e interpretaciones.

Acá te mostramos una breve línea de tiempo en la carrera artística de Alex Turner.


I Bet You Look Good on the Dancefloor

La canción más exitosa del primer álbum de los de Sheffield, con la que lograron enganchar al público joven y después del cual su vida no volvería a ser la misma, habla de asuntos tan banales pero tan identificables para toda una generación: chicas, fiesta, alcohol y la posibilidad de un romance adolescente.



Fluorescent adolescent

Con una melena a lo Beatle y dejando un poco atrás la timidez frente al micrófono, Turner entonaba: “Solías ponerte tus medias de red, ahora sólo te pones tu pijama”. La añoranza de esta canción nos hace recordar los viejos tiempos en los que nos reusábamos a incorporarnos al mundo de la adultez. Quizá hoy, más que nunca, a los que rondamos los 30 años, esta pieza nos va como anillo al dedo.



Cornerstone

Cualquiera con el corazón roto ha vivido la obsesión de ver a la persona dueña de nuestras tragedias emocionales, en cualquier otra, salir a buscarla sin éxito y volver a casa más infeliz que cuando saliste.



Don't Sit Down 'Cause I've Moved Your Chair

El álbum Suck it and see mostró la metamorfosis de Turner, -y de todo el grupo- en rockstar, con gafas oscuras y un aspecto más producido. Su música por otro lado, sonaba distinto, como si volvieran al estilo de los años 90.



Do I Wanna Know?

Junto con Knee socks, R U Mine, Arabella y I Wanna be Yours, Do I Wanna Know? esta pieza formó parte de AM, el disco con el que Arctic M volvía para reconquistar a sus fans y donde Turner dejó por completo al chico introvertido, y ahora, con tupé –y actitud- al estilo Elvis, se movía por el escenario con completa seguridad asumiendo el papel de sex simbol.



Is This What You Wanted

Lo que los límites de Arctic Monkeys no le permitían hacer, debido al concepto ya creado de la banda, lo encontró mientras el grupo se daba un respiro para atender su vida personal. En 2014 se unió con Miles Kane y creó The Last Shadow Puppets, un proyecto más refinado y a la vez más libre en cuanto a interpretación, letras y sonido. Aquí Turner se quita los tapujos –y la camiseta- para contonearse sin mesura mientras canta, como podemos observar en este cover de Leonard Cohen.



Four Out of Five

Quizá el hecho de que desde hace unos años vive en Los Ángeles ha propiciado que Alex deje las chaquetas de cuero por los sacos blancos, manteniendo el cabello largo y la barba. En cuanto a la música, ahora con su nuevo álbum, que no es tan explosivo como muchos lo esperaron, el sonido cambia significativamente. Ahora Turner toca el piano. Habrá que ver si con sus próximas presentaciones en vivo logra capturar nuestros corazones nuevamente.